¿Cómo se cocina el hinojo?

Alimento muy digestivo, el hinojo es tam­bién diurético, vermífugo y está indicado en el tratamiento de los reumatismos. Como es muy digestivo, repetimos, está muy indicado para los enfermos, excepto los diabéticos.

La cocción también es nefasta para el hinojo, ya que des­truye gran parte del sabor que le dan sus esen­cias aromáticas. Como es sabido, los granos de hinojo se utilizan en fitoterapia, mientras que la planta propiamente dicha se destina a la cocina.

El hinojo es muy digestivo

Hinojos crudos

Finamente cortados, con cuatro trozos y se colocan en una sartén, cu­biertos de caldo desgrasado. Apenas cocidos, se escurren y se ponen en una fuente de horno untada de mantequilla, con pedacitos de man­tequilla y queso rallado. Dejad que se doren en el horno durante unos 15 minutos.

Hinojos al limón: basta con darles un hervor, sazonándolos con aceite, limón y sal.

Hinojos a la napolitana: se cortan los hinojos en cuatro trozos y, bien cubiertos de agua, se ponen a cocer a fuego lento. En el fondo de una fuente de horno, colocad una capa de salsa de tomate (tomate frito con albahaca, ajo y un poco de sal, hasta adquirir la consistencia apete­cida).

Depositad encima de ella los hinojos semicocidos, cubrid con finas lonjas de mozzarella. Se mete la fuente en el horno unos 15 minutos, añadiendo antes un poco del caldo de la cocción de los hinojos. Hinojos crudos: finamente cortados, con aceite, pimienta y sal.

Se pueden hacer muchas recetas con hinojos

He aquí una fritura de hinojos que os aconse­jamos

Se quitan las hojas más duras y se cortan los hinojos en finas tiras; a continuación se es­caldan en agua con sal. Aparte se prepara una pasta para buñuelos con 100 gramos de harina, una cucharada de aceite refinado, una cucharada de aguardiente, un huevo, sal y agua.

Se mezcla la harina con la yema de huevo y los demás in­gredientes, añadiendo el agua poco a poco para que no resulte demasiado líquida. Después de haberla trabajado bien con una cuchara de ma­dera, dejad que la masa repose unas horas. Es­currid los trozos de hinojo, enharinándolos, y pasadlos después por la pasta antes de freídos.

Flan de hinojo: este flan, de sabor dulce, es muy apreciado. Una vez quitadas las hojas más duras, se cortan los hinojos en tiras muy finas y se ponen a cocer en agua con sal; después se escurren y se saltean con un poco de mantequi­lla. Se rectifica de sal y, cuando hayan absor­bido toda la mantequilla, se agrega un poco de leche; una vez absorbido este líquido a su vez, se añade un poco de bechamel.

Retirad del fuego y dejad enfriar así o bien pasadlos por la batidora; cuando los hinojos estén fríos, se añade queso rallado y tres o cuatro huevos ba­tidos, según la cantidad. Se deposita la prepara­ción en una flanera, se cuece al baño maría y se sirve como verdura o bien para acompañar un pollo guisado. Si lo preferís, podéis acompañar el flan con un sabroso guiso de despojos y de criadillas.

Hinojos guisados: después de haberlos tro­ceado y sometido a un rápido hervor con agua con sal, un célebre cocinero aconseja freídos en aceite, añadir caldo para terminar la cocción, li­garlo todo con un poco de harina y, luego de haberlos retirado del fuego, añadir parmesano a voluntad.

Hinojos con bechamel: lo primero es que os procuréis hinojos que sean carnosos; luego qui­tadles las hojas más duras, troceadlos y escaldad en agua con sal. A continuación se fríen con mantequilla, y, una vez absorbida esta última, se termina la cocción con leche. Probadlos, natu­ralmente, para comprobar si están bien de sal; luego, poned los hinojos en una fuente de hor­no. Espolvoread de queso rallado y cubrid con bechamel. Se dejan gratinar y se sirven como guarnición de carne asada o en salsa.

En un viejo libro de cocina hemos encon­trado esta observación: “Unos días antes de ma­tar un conejo, dadle un poco de hinojo, la carne del animal estará más sabrosa.”
Más sabrosas también estarán las castañas co­cidas con agua en la que se haya echado un poco de hinojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *