Beneficios de la levadura de cerveza

Los suplementos dietéticos que exponemos a continuación son revitalizantes, es decir, están indicados para etapas en que nuestro organismo se encuentra más débil y para reforzar nues­tro metabolismo y estado físico.

La levadura de cerveza. Esta se obtiene de la fabricación de esta bebida. El excedente de levadura de la cerveza que se produ­ce, se separa, se lava y se eliminan sus impurezas (los elemen­tos del cereal y el lúpulo). Se prensa para reducir el contenido de agua.

Los procesos enzimáticos y de fermentación se inhi­ben mediante un calentamiento cuidadoso. Durante este calen­tamiento, las paredes de las células de levadura se abren, de manera que las sustancias del interior pueden actuar.
La levadura de cerveza está compuesta por microorganis­mos extremadamente activos, cuyo metabolismo les permite multiplicarse rápidamente.

La levadura de cerveza tiene componentes que favorecen la salud

 

En este proceso generan casi todas las vitaminas y proteínas de origen vegetal con un alto valor biológico

Y las enriquecen con minerales y oligoelementos procedentes de su sustrato alimenticio. La levadura de cerveza más valiosa para nuestro organis­mo es la levadura integral líquida.

Es la única que puede producir los efectos curativos más intensos, mucho más que la levadura que se comercializa seca en extracto. La le­vadura se puede encontrar en las tiendas de dietética y ali­mentación natural. Para que su efectividad sea máxima, se ha de tomar en su forma más natural, ya que en el proceso de secado hay un tratamiento calórico que provoca la pérdida de agua, reduciendo considerablemente la efectividad de la levadura.

En 1930, el investigador Heinrich Metz fue el primero que consiguió la levadura de cerveza en estado natural, apta para su utilización médica y dietética. Gracias a su procedimiento, se obtuvo una levadura de cerveza líquida (celular) diferente a las levaduras secas que se utilizaban entonces.

De esta ma­nera, ponía a disposición del organismo humano la totalidad de las sustancias activas naturales que contiene la levadura. El organismo asimila fácilmente estas células sin que pierdan nada de su valor biológico.
No hay que confundir la levadura de cerveza con otras le­vaduras con propiedades muy distintas.

Por ejemplo, la prin­cipal característica de la levadura de pan no es su riqueza en sustancias vitales sino el desarrollo de sus propiedades como agente de fermentación (de ningún modo se puede comparar con la valiosa malta de cebada del proceso cervecero).

Malta de la cerveza

Elaboración de levadura pura

La selección y cultivo de cepas de levadura pura no es fácil ya que se trata de microorganismos sólo reconoci­bles a través del microscopio y los métodos modernos de la microbiología.

Las bases para conseguir dicha levadura de cultivo puro las estableció el botánico danés Emil Chris- tian Hansen, en 1883, en el laboratorio de Carlsberg de Co­penhague.

Hablamos del proceso denominado el méto­do de la gota, donde se parte de una única célula de le­vadura que posea las propiedades positivas deseadas. La buena cerveza sólo se debería fabricar con ayuda de célu­las de levaduras fuertes y ricas en sustancias activas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *