Anorexia, Un Trastorno Alimenticio Peligroso

La anorexia nerviosa, más grave generalmente que la bulimia, representa la pérdida voluntaria de peso. “Anorexia” es una palabra de origen griego que consta del privativo an y del término orexis (“deseo”), es decir, falta de deseo de comer. Se trata de un trastorno conocido ya hace varios siglos, puesto que la primera descripción clínica parece datar de finales del siglo xv.

Se calcula que sufre anorexia nerviosa una de cada 100 o 250 personas. El afectado puede llegar a reducir drásticamente la ingestión de alimentos hasta el extremo, en ocasiones, de poner en peligro su vida.

Una dieta de adelgazamiento puede ser el inicio de la anorexia nerviosa. La pérdida de peso se convierte en una adicción que esclaviza a la persona afectada y de la cual es difícil escapar. Cuando la pérdida de peso es constante y desmesurada, se puede caer en un grave deterioro físico e incluso mental, y desembocar en un cuadro depresivo.

Anorexia, Un Trastorno Alimenticio Peligroso

Sintomatología

La anorexia nerviosa se caracteriza por los siguientes síntomas:

  • Miedo atroz a engordar que no disminuye aunque se pierda peso.

  • Total resistencia a ingerir alimentos ricos en calorías.

  • Sentido de culpabilidad si la persona afectada considera que se ha extralimitado en la comida.

  • Tendencia frecuente a provocarse vómitos, tomar laxantes o realizar ejercicios físicos extenuantes.

  • Imagen distorsionada del propio cuerpo (macrofobia): la persona se ve gruesa a ella misma aunque pese la mitad de lo que le correspondería por edad, sexo y altura (ciertos casos llegan a perder un 50% de peso corporal).

  • Inexistencia de enfermedades que expliquen la pérdida de peso.

anorexia2

Efectos físicos

El anoréxico puede reducir la ingestión de alimentos hasta el punto de caer en la inanición, cuyos síntomas físicos son:

  • Piel fría por pérdida de grasa corporal (hipotermia).

  • Dolor al sentarse.

  • Presión anormalmente baja.

  • Latido del corazón más lento de lo normal, menor de 60 pulsaciones por minuto (bradicardia).

  • Estreñimiento grave.

  • Indigestión aunque se consuma muy poco alimento.

  • Sensación de debilidad y cansancio.

  • Anemia por deficiencias orgánicas de hierro y proteínas.

  • Síntomas de osteoporosis (pérdida de masa ósea): los huesos se vuelven frágiles y vulnerables a las fracturas.

  • En el caso de las mujeres, interrupción de la regla (amenorrea) o falta de presentación, y aumento del vello corporal (lanugo). Estos síntomas suelen desaparecer cuando el anoréxico alcanza el peso adecuado.

anorexia4

Perfil Psicológico

La predisposición psicológica, unida a otros factores como el aumento brusco de peso, una situación estresante o un fracaso personal, pueden condicionar el inicio de la enfermedad. En una tercera parte de los casos de anorexia nerviosa se presentan problemas de sobrepeso con anterioridad a manifestarse el trastorno.

Además, las personas anoréxicas se caracterizan por una personalidad rígida, miedo a situaciones nuevas, rechazo a complacer a los demás y a ellas mismas, estados de ansiedad y nerviosismo.

Numerosas personas afectadas eligen una profesión o estudios que conceden gran importancia a la delgadez.

Las personas predispuestas a sufrir anorexia nerviosa suelen pertenecer a una clase social media o alta, son inteligentes e inquietas, responsables, perfeccionistas, ambiciosas, disciplinadas, poco espontáneas, solitaria y con problemas de relación social y sexual.

Parece darse también cierta predisposición genética, comprobada en gemelas homocigóticas, que a menudo padecen incontinencia urinaria (enuresis nocturna) en la edad infantil.

Estas personas tan inteligentes y responsables, cuando están inmersas en la enfermedad, recurren a trucos para evitar ser descubiertas. Si están en tratamiento, se visten con ropas pesadas, beben gran cantidad de agua y retienen la orina para que la báscula no las delate. Aparentan comer y aprovechan cualquier descuido para ocultar la comida.

Lo que acaban de ingerir lo vomitan rápidamente. El vómito suele ser espontáneo al principio, pero lo acaban auto provocando. Cuando están al principio del tratamiento, en lugar de tomar la medicación prescrita, continúan con los laxantes.

anorexia5

Tratamiento específico

No existe un tratamiento único de la anorexia nerviosa, sino que la curación depende de una combinación de diversas terapias, tanto dietéticas como psicológicas:

  • Desligarse del ambiente familiar.

  • Hospitalización.

  • Tratamiento dietético.

  • Terapia de relajación: relajación muscular progresiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *